«Se buscan ingenieros»


Sábado 5 de julio de 2008
por  Cuadernalia
popularidad : 1%  Visitas  328



El pinchazo de la burbuja tecnológica hace algo más de ocho años —última crisis de gran envergadura anterior a la actual del sector inmobiliario—, hizo añicos muchos proyectos con tecnologías de la información (TIC). Como sucede tras los excesos y euforias cíclicas, hoy se empiezan a pagar las consecuencias con carencias de profesionales ligados a estas actividades. Y el problema se agravará.

Así, en el curso 2009-2010, habrá en Catalunya el 28% menos de titulados en las facultades de informática y telecomunicaciones que en el 2005-2006, según un estudio de la cátedra Everis de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC). Pese a ser una evolución alarmante, que situará el total de graduados en estas disciplinas en poco más de 1.500, es menor que la media española (32%). Pero es enorme respecto a la ligera bajada del 1% en el total de matriculados de todas las carreras (41.319). Esta marcada tendencia bajista, que algunos especialistas prevén en las actividades vinculadas a la construcción en los próximos años si la crisis se prolonga, tiene unas raíces profundas. El estudio destaca la caída del 25% los estudiantes que eligieron el bachillerato tecnológico durante el periodo analizado y la elección masiva del ramo de Humanidades.

Aunque los matriculados universitarios de estas especialidades caen —solo en telecomunicaciones de Barcelona los matriculados han caído casi a la mitad entre el curso 2002/2004 y el último— el de graduados se mantiene, «fruto del boom de las puntocom que hicieron crecer el número de vocaciones tecnológicas» por entonces. «La caída empezó hace unos cuatro años, pero ahora parece que se ha estabilizado el número de titulados en torno a unos 300», afirma una esperanzada Elisa Sayrol, directora de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Telecomunicaciones Barcelona (ETSETB), entidad participante en el informe que denuncia la falta de ingenieros. En su opinión, lo esencial del informe es que revela un «alarmante desajuste entre las necesidades del mercado y la generación de nuevos profesionales del sector que, a su vez, están entre los más buscados, y por tanto, entre los mejor pagados». Según datos del portal Infojobs, en junio, el 19% de las ofertas laborales fueron para administración de empresas y, en segundo lugar, con el 14%, para informática y telecomunicaciones. Se da la paradoja que las empresas del ramo tienen que buscar profesionales en el exterior o bien formar ingenieros superiores o técnicos de otras especialidades, mientras nuevos graduados del ramo en España se van a Alemania «porque, aunque aquí están entre los mejor retribuidos, allí les pagan más», dice Sayrol. Según la Agència per a la Qualitat del Sistema Universitari de Catalunya, el 38% y el 35% de los ingenieros de telecomunicaciones e informáticos, respectivamente, cobran más de 30.000 euros cuatro años después de terminar la carrera, frente a solo el 28% y el 10% de los arquitectos y economistas.

Pero del estudio se desprende que la percepción que se tiene de la profesión es la de salarios bajos. Tampoco ayuda la bajada del 25% en la población en edad de entrar en la universidad (de 18 a 20 años) entre 1998 y el 2007. Ni el sistema educativo, que refleja «la falta de líneas políticas estratégicas», dice Sayrol. Pese a que la Conselleria de Innovació anunció hace meses el plan EnginyCat para fomentar las vocaciones, este no se ha traducido aún en nada concreto, critican desde el sector.





Comentar el Artículo

  Facebook     Twitter     Google+     Sindicación RSS