«Los ’coles’ concertados, sin apenas inmigrantes»


Lunes 9 de junio de 2008
por  Cuadernalia
popularidad : 1%  Visitas  576



EL PAÍS (8-6-08)

Sólo el 2,76% de los alumnos que estudian en estos centros en Andalucía es extranjero - El 5,7% de los alumnos de la escuela pública son foráneos

Los colegios concertados de Andalucía tienen pocos alumnos inmigrantes. De los 340.697 niños y chavales que estudian en estos centros, sostenidos con fondos públicos, 9.411 son extranjeros (el 2,76%), según datos del Ministerio de Educación. En la escuela pública, el peso del alumnado inmigrante es muy superior: el 5,7%.

Si estos datos se comparan con los de las otras tres comunidades autónomas que tienen mayor población escolar, la situación es elocuente: Los colegios concertados andaluces tienen proporcionalmente menos alumnos inmigrantes que los de la Comunidad de Madrid, Cataluña o la Comunidad Valenciana.

La Comunidad de Madrid suma 448.700 alumnos en colegios concertados, de los que 30.445 son inmigrantes. Esto supone un 6,78% de alumnos extranjeros. Cataluña tiene 426.423 alumnos en centros privados. Un total de 19.576 de ellos son inmigrantes, es decir el 4,59%. Finalmente, la Comunidad Valenciana presenta 226.666 alumnos en centros concertados, de los que 11.186 son extranjeros. Esto supone el 4,93%. Andalucía está, pues, a la cola en cuanto a escolarización de niños y chavales inmigrantes en centros concertados.

Con todo, la Consejería de Educación considera equilibrada la situación de Andalucía si se compara con las de Madrid, Cataluña o la Comunidad Valenciana. Para ello esgrime que Andalucía cuenta con 3.760 centros escolares públicos y 953 concertados, lo que supone un 79,78% y un 20,22%, respectivamente. Los alumnos inmigrantes se elevan a 61.544 en los centros públicos y a 9.411 en los concertados, lo que supone un 86,74% y un 13,26%, respectivamente.Educación aduce una diferencia de menos de siete puntos entre este 13,26% de los alumnos inmigrantes de los colegios concertados y el 20,22% que representan estos centros en el total andaluz. Estos seis puntos largos (6,96) representan una diferencia mínima si se compara con las que existen en las otras tres comunidades citadas. Así, la Comunidad de Madrid cuenta con 1.597 colegios públicos (52,64% del total) y 1.437 concertados (47,36%). El número de alumnos en centros públicos de Madrid alcanza los 93.923, lo que representa el 75,52%. Un total de 30.445 extranjeros cursan estudios en centros concertados de Madrid, lo que representa el 24,48%. La diferencia entre los citados 47,36% y 24,48% es de 22 puntos largos (22,88). En el caso de Cataluña los centros concertados suponen el 32,04% y en la Comunidad Valenciana, el 27,95%. Los alumnos inmigrantes en centros concertados catalanes son el 15,53%. En la Comunidad Valenciana son el 13,65%. La diferencia es, así, de 16 puntos en Cataluña y de 14 en la Comunidad Valenciana.

Mercedes González, directora general de Participación y Equidad en Educación, dependiente de la Consejería de Educación, muestra estos últimos datos para justificar que Andalucía está muy cerca de una situación equilibrada. «Nuestros centros públicos suponen cerca de un 80% del total y tienen el 86% de los inmigrantes. Estamos a seis puntos del equilibrio total», señala la directora general. Si se comparan estas cifras de Andalucía con las de la Comunidad de Madrid, Cataluña o la Comunidad Valenciana resalta, a su juicio, el equilibrio de Andalucía.

«El equilibrio 100% nunca se puede dar porque los colegios concertados no están en todas las zonas. En zonas con mucho porcentaje de inmigrantes es lógico que haya muchos alumnos extranjeros en los centros públicos. Por ejemplo, es lógico que si en un pueblo de la Alpujarra con muchos ingleses instalados ponemos un centro público, el porcentaje del alumnado extranjero sea muy importante», explica Mercedes González.

La directora general de Participación y Equidad en Educación está en contra de buscar un mayor equilibrio a través del desplazamiento en autobús de los chavales inmigrantes a centros alejados de sus hogares. «Es injusto y discriminatorio mover a ese alumnado en un autobús y llevarlo a otra zona. El equilibrio total es imposible. Ahora bien, cuando haya en una zona educativa una diversidad de centros, no podemos permitir que se concentre el alumnado extranjero porque entonces no estamos integrando», comenta.

«Las familias saben que pueden solicitar plaza en el centro que quieran y que todos los centros tienen que admitir todas las solicitudes. Aquí no hay centros para un tipo de familia u otra», agrega la directora general, que defiende la buena calidad de la escuela pública andaluza.«Hay zonas con mayor demanda de escuela pública que de concertada», concluye.





Comentar el Artículo

  Facebook     Twitter     Google+     Sindicación RSS