«La UAB abre expedientes a 32 estudiantes por manifestarse contra el plan de Bolonia»


Sábado 5 de julio de 2008
por  Cuadernalia
popularidad : 1%  Visitas  371



La Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) ha incoado expedientes a 32 alumnos por los altercados ocurridos en abril y mayo durante unas protestas estudiantiles organizadas en contra de la aplicación de las reformas educativas del plan de Bolonia.

El vicerrector de Estudiantes de la UAB, Joan Carbonell, ha explicado que por el momento se ha enviado a los estudiantes «los escritos iniciales» de incoación de los expedientes por «las acciones violentas y delictivas» ocurridas dentro de la universidad por grupos que protestaban contra Bolonia.

Uno de los hechos investigados se refiere al «asalto al despacho del rector y al consejo de gobierno», ocurridos el 18 de abril, y otro, a los incidentes acaecidos el 29 y 30 de mayo, cuando se produjeron «asaltos violentos al decanato de la Facultad de Filosofía y Letras, con el destrozo de puertas, y la entrada violenta al edificio del rectorado», según ha precisado Carbonell.

Un herido

Los incidentes sucedieron cuando se celebraba la junta de constitución y sesión permanente de la Facultad de Filosofía y Letras, en la que estaba prevista la discusión sobre los nuevos planes de estudios que marca Bolonia, si bien Joan Carbonell quiso dejar claro que los expedientes no se abren por las diferencias de opinión por parte del alumnado, sino por «las manifestaciones violentas de estas diferencias de opinión».

El vicerrector ha recordado, en este sentido, que una persona de seguridad de la UAB resultó herida, que se produjeron dos reventones de puertas del decanato de la Facultad de Letras, la ocupación de este decanato y la «consulta del correo de la decana», lo que ha calificado como «acciones violentas y delictivas».

Normativa franquista

La Coordinadora d’Assemblees de Facultat de la UAB denunció, en un comunicado, que el procedimiento de los expedientes se rige por una normativa disciplinaria de 1954, elaborada por el régimen franquista, y que «no se han respetado las garantías mínimas».

Los propios alumnos en una rueda de prensa ante la Conselleria d’Universitats han pedido la anulación de los expedientes y la dimisión de Ferrer. Durante el acto, han recibido el apoyo de parte de los profesores de la UAB y de Rosa Cañadell, portavoz del sindicato USTEC-STEs. Los alumnos temen que se abran más expedientes

Los castigos que se pueden derivar, según los alumnos, en la prohibición a examinarse, la pérdida de becas, la inhabilitación temporal para cursar estudios en todos los centros docentes o la expulsión temporal o perpetua de la UAB. Sin embargo, fuentes de la universidad han explicado que estos expedientes son administrativos y que la ley no prevé la expulsión de los alumnos para siempre.

«Al servicio de las empresas»

Guifré Bombila, uno de los estudiantes expedientados, ha mostrado su disconformidad ante unas acusaciones que no recogen «ninguna prueba» de los hechos que denuncian.

Cañadell ha alertado de que «el autoritarismo y la privatización» son dos de las características que definen la reforma del plan de Bolonia, que en su opinión dejará un espacio de libertad y concentración de ideas como es la universidad «al servicio de las empresas». Precisamente, las movilizaciones contra esta reforma fueron las causantes de los expedientes disciplinarios.





Comentar el Artículo

  Facebook     Twitter     Google+     Sindicación RSS