Educación oculta el resultado del test de evaluación hasta que pasen las elecciones


Viernes 1ro de febrero de 2008
por  Cuadernalia
popularidad : 1%  Visitas  755



(Fuente: Diario ABC)

M. R. G.

CÓRDOBA. La Consejería de Educación no hará público este curso un avance de los resultados de las pruebas de evaluación y diagnóstico, celebradas en el mes de octubre y que evalúan las competencias matemáticas y lingüísticas de los escolares de quinto de Primaria y tercero de Secundaria.

Fuentes de la Administración educativa confirmaron ayer a ABC que la Consejería no considera necesario, de momento, dar a conocer estos datos y que lo más probable es que se espere al informe final, cuya publicación está prevista para finales de junio. No obstante, las mismas fuentes indicaron que no se descarta que más adelante los responsables de Educación hagan públicas las notas obtenidas por los estudiantes, pero en todo caso sería después de las elecciones autonómicas del 9 de marzo, para las que queda poco más de un mes.

Con esta decisión, la Consejería de Educación incumple lo establecido en la resolución del 31 de julio de 2007, publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía el 16 de agosto, por la que se regulan estas pruebas. El punto 17.1 de la misma indica que «la Dirección General de Ordenación y Evaluación Educativa hará público un informe preliminar de los resultados de la evaluación de diagnóstico en el mes de diciembre de 2007 o de enero de 2008». Un plazo que se cumplió en la jornada de ayer.

Los que sí cuentan con los resultados de las pruebas son los centros educativos, a los que la Consejería de Educación remitió las calificaciones antes de las vacaciones navideñas. Unas notas que ya han podido ser consultadas por los padres que así lo han requerido.

En este sentido, el presidente de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de centros públicos (FAPA Ágora), Francisco Mora, explicó ayer que a su colectivo no les afecta que los resultados no lleguen a la opinión pública: «lo que nos preocupa es que podamos tener acceso a la calificación obtenida por nuestros hijos y lo tenemos a través del centro».

Por su parte, el representante de los padres de alumnos de centros concertados, Miguel Ángel Barneto, dijo que si la Junta tiene los datos y los ha mandado a los centros debería hacerlos públicos. «De todas formas el informe PISA dejó bastante claro dónde estamos y cuál es la situación del sistema educativo», afirmó el presidente de la FAPA Concertada. Dicho informe, conocido en diciembre, situaba a Andalucía por debajo de la media y en el último puesto de las diez comunidades que participaron en la prueba.

Ocultismo

Los sindicatos de Enseñanza también mostraron su desacuerdo con la decisión de la Junta de Andalucía. Desde Comisiones Obreras, afirmaron que las resoluciones están para cumplirlas. Mientras que la presidenta de la gestora de CSI-CSIF, Elena García, calificó la medida de «ocultismo»: «con esta postura parece que las calificaciones no son tan buenas como lo esperado. No es aconsejable actuar así en un momento en el que prima la tendencia a maquillar este tipo de estadísticas con tal de que se ajusten a las medidas establecidas a nivel europeo e internacional».

El curso pasado, el primero en que se realizaron estos exámenes, la entonces consejera de Educación, Cándida Martínez, hizo públicas las calificaciones obtenidas por el alumnado andaluz el 17 de noviembre de 2006, apenas un mes después de que los estudiantes hicieran los ejercicios. Sobre una puntuación de 1 a 6, los alumnos de Primaria obtuvieron una puntuación global de 4,45 en Lengua y un 3,43 en Matemáticas. Mientras que en Secundaria, las competencias lingüísticas eran calificadas con un 3,2 y las matemáticas con un 3,49. La consejera dijo que eran los resultados esperados, pero la comunidad educativa destacó que la media arrojaba un aprobado «raspado».





Comentar el Artículo

  Facebook     Twitter     Google+     Sindicación RSS