(Andalucía) El Gobierno andaluz refuerza sus medidas de apoyo a las familias en el ámbito educativo.

, por  Cuadernalia 563

La Junta incorpora las becas de continuación de estudios en Secundaria y amplía el transporte escolar gratuito y la oferta de estancias en el extranjero

El Consejo de Gobierno ha acordado modificar el Decreto de Apoyo a las Familias Andaluzas, vigente desde 2002, con el fin de ampliar y mejorar sus prestaciones en materia educativa. Los principales cambios se refieren a las becas para facilitar la continuación de los estudios de Secundaria, la extensión del transporte escolar gratuito, el impulso a los programas de intercambio educativo en el extranjero y la creación de nuevas iniciativas de prácticas laborales en países de la Unión Europea.

En el primero de los aspectos, el Plan de Apoyo a las Familias Andaluzas incorpora el Programa ‘Becas 6000’, que consistirá en ayudas de 6.000 euros anuales para que el alumnado de familias con rentas modestas pueda continuar sus estudios de Bachillerato o Formación Profesional después de la enseñanza obligatoria.

Esta medida, que comenzará a aplicarse en el próximo curso 2009/2010 y beneficiará inicialmente a 5.100 alumnos, tiene como objetivo evitar que la falta de recursos económicos provoque el abandono escolar temprano. Además de cumplir los requisitos referidos al nivel de renta, que se fijará anualmente en una orden de la Consejería de Educación, los interesados en las becas deberán tener aprobadas todas las materias del curso anterior y acreditar su progreso satisfactorio en las evaluaciones que realicen.

La segunda de las modificaciones hace referencia a la prestación, también en el próximo curso, del transporte escolar gratuito para aquellos alumnos del segundo ciclo de Educación Infantil (de 3 a 6 años) que tienen que desplazarse de sus localidades (alrededor de 5.600). Este servicio ya se ofrece de forma gratuita en las enseñanzas de Secundaria, Especial y, desde el presente curso, Bachillerato y Formación Profesional.

Respecto a los programas de intercambio en el extranjero, la norma aprobada por el Consejo de Gobierno incluye dos cambios. En primer lugar, se unifican las tres convocatorias de estancias formativas que actualmente se tramitan por separado: el Programa Idioma y Juventud, el de intercambios escolares para alumnado de centros públicos y el de estancias de inmersión lingüística para centros concertados. La convocatoria única beneficiará el próximo curso a más de 9.000 alumnos.

En segundo lugar, se incluye la posibilidad de realizar las estancias e intercambios en territorios de lengua inglesa, francesa o alemana que no sean de la Unión Europea. Con ello se pretende incluir a países como Canadá o Estados Unidos, en los que se ha producido tanto un fuerte avance de la lengua española y como un incremento de la demanda de actividades en ellos.

Otro programa que se amplía es el referido a las prácticas de alumnos en empresas, estudios y talleres de la Unión Europea. Esta oferta, hasta ahora limitada a la Formación Profesional, se extenderá ahora también a los alumnos que cursan enseñanzas profesionales de régimen especial de Artes Plásticas y Diseño.

Deporte y escuelas infantiles

Asimismo, el nuevo decreto generaliza el programa ’El Deporte en la Escuela’, que hasta ahora sólo se llevaba a cabo en aquellos centros que lo solicitaban y presentaban el consiguiente proyecto. Esta iniciativa, que en el presente curso beneficia a unos 250.000 alumnos, facilita el desarrollo de la práctica deportiva fuera del horario lectivo y como actividad extraescolar.

Finalmente, el Plan de Apoyo a las Familias incorpora las medidas previstas en la nueva normativa autonómica aprobada el pasado año para universalizar la Educación Infantil en el primer ciclo (hasta los tres años de edad). En dicha norma se establecía la previsión de propiciar una dotación de 100.000 plazas de primer ciclo en 2012 y seguir incrementando esta oferta hasta cubrir toda la demanda en la siguiente legislatura.

De acuerdo con la nueva consideración de la Educación Infantil como una única etapa de carácter educativo y no sólo asistencial, los centros donde se imparte pasan a llamarse ’de primer ciclo de Educación Infantil’ frente a su anterior denominación de ’centros de atención socio-educativa’. Para favorecer la conciliación entre vida laboral y familiar de los padres, los centros del primer ciclo abrirán de lunes a viernes todos los días no festivos, once meses al año, con un horario ininterrumpido de 7.30 a 20.00 horas.

Las familias colaborarán en la financiación de estas plazas según el nivel de ingresos económicos, con bonificaciones que pueden llegar a cubrir la totalidad del precio, mientras que en el segundo ciclo, la gratuidad está ya garantizada desde el curso 2007-2008, tal y como recoge el nuevo Estatuto de Autonomía.