«50 faltas en 20 líneas»

, por  Cuadernalia 332

Fuente: La Vanguardia.es

Mi hijo, que ha aprobado 2. º de ESO, me ha mostrado alguno de sus exámenes y me he quedado perplejo: no he conseguido descifrar la mayoría de palabras y términos escritos en ellos. Y no es por mala letra, no, es por la cantidad ingente de faltas de ortografía y dislates gramaticales... Si yo fuese el profesor no le hubiese aprobado ninguna de las pruebas. Es imposible pensar que un joven de 14 años cometa en un párrafo de 20 líneas más de 50 faltas, entre sintaxis y ortografía. ¿Es esto posible? ¿Esta es la generación Z que tiene que dirigir el futuro de nuestro país? ¿Qué falla en el sistema educacional?... Y encima los políticos de turno se pelean por una tercera hora de castellano. Ojalá fuesen diez y diez más de catalán... Dios no quiera que Cervantes y Ramon Llull levanten la cabeza.