Cómo hacer jabón casero


Lunes 26 de marzo de 2012
por  Cuadernalia
popularidad : 1%  Visitas  421



Para elaborar jabón artesano podemos seguir la siguiente receta:

- Una vez obtenido aceite usado, se pasa por un colador para eliminar los restos de alimentos y sólidos que puedan quedar él; a continuación, se va vertiendo en cada recipiente dos litros y medio de aceite.

- En un ambiente ventilado, diluir en dos litros y medio de agua, medio kilo de sosa y un puñado de sal. Se producirá una reacción química exotérmica, la cual genera calor, y requiere algunas horas hasta que se enfríe. Debemos usar guantes, dado que la sosa cáustica en un material que daña la piel si se pone en contacto directo con ella. Si es necesario, se usarán gafas protectoras también.

- A continuación, se vierte lentamente el aceite sobre la mezcla anterior moviéndola con una montadora industrial, siempre en el mismo sentido.

- Se calienta la mezcla con mechero hasta alcanzar la temperatura de ebullición y se mantiene durante dos horas, hasta lograr producir la saponificación de las grasas. Esta reacción química es la que combina el sodio de la lejía con los ácidos grasos provenientes de los aceites para dar forma a una sal soluble que da lugar al jabón.

- Para añadir la esencia de hierbas aromáticas u otros tipos de aromas naturales hay que esperar a que la temperatura de la mezcla baje hasta los 40ºC.

- Cuando la mezcla se espesa, se echa en los moldes y se deja endurecer durante varios días. Se puede acelerar este proceso colocando los jabones en el congelador.

- Por último, se sacan los jabones de los moldes. Para que resulte más cómodo despegar los moldes se pueden enharinar o cubrir con aceite.

- Una vez conseguida las barras de jabones, se pueden cortar en diferentes tamaños y peso, en función de las necesidades de cada cliente o de lo que queramos ofertar. El proceso de corte puede realizarse con una máquina cortadora de queso o fiambre.





Comentar el Artículo

  Facebook     Twitter     Google+     Sindicación RSS